SAREB, 42.500 viviendas en 5 años

SAREB
El banco malo mantiene en su nuevo plan de negocio una rentabilidad del 14%

El “banco malo”, denominado Sareb, ha aprobado hoy un nuevo plan de negocio, que mantiene su previsión inicial de ofrecer una rentabilidad acumulada para los accionistas próxima al 14 %, de entre el 13 y el 14, y se fija como objetivo vender unas 42.500 viviendas antes de 2018 y alquilar otra parte de sus inmuebles.

Además del nuevo plan de negocio, la sociedad explica en un comunicado que su consejo de administración ha dado luz verde a un conjunto de reglas para evitar posibles conflictos de intereses con sus accionistas.

En términos generales, el nuevo plan, una actualización del inicial, establece las guías sobre las que descansará el proceso de desinversión de la cartera de Sareb, que consta actualmente de activos por importe de 50.449 millones de euros.

Según la nueva estrategia, las tres cuartas partes de los ingresos de Sareb procederán de la venta de activos inmobiliarios y el resto, por la vía de los préstamos.

A juicio de la sociedad, la aprobación de su nueva estrategia, a la que urgía el FMI y la Comisión Europea que reclamaban un plan “robusto y creíble”, supone “un paso importante” en su corta historia y le permitirá ahora concentrarse en la gestión de sus activos, una vez completada su estructura de capital y cerrada la composición de su accionariado.

El nuevo plan incluye información detallada sobre la cartera de activos adquiridos, así como las características de las emisiones de deuda garantizada y subordinada.

De este modo, incorpora datos de los activos comprados a Bankia, CatalunyaBanc, Novagalicia y Banco Gallego, y Banco de Valencia; así como información sobre los de Liberbank, BMN, CEISS y Caja3, aunque de estas últimas cuatro entidades, en menor medida.

Respecto a la política para evitar conflictos de intereses, Sareb subraya que va más allá de las exigencias de abstención que impone la Ley de Sociedades de Capital.

Esto se explica porque Sareb impedirá además que los consejeros afectados por un conflicto de interés puedan acceder a la información de la operación o decisión que está en discusión.

Adicionalmente, la sociedad que preside Belén Romana ha fijado un régimen de comunicación periódica de actividades que permitirá la prevención y detección de potenciales conflictos. EFE

FUENTE: invertia.com

Noticias relacionadas:
Comprar pisos del Sareb, el banco malo