Vuelve el pequeño inversos inmobiliario

GarciadelRio
Banco Sabadell, a través de su filial inmobiliaria Solvia, que a su vez es la primera web del sector, se ha fijado como objetivo para este año vender 16.000 inmuebles e ingresar 2.600 millones de euros por estas ventas, lo que significa volver a cifras cercanas a antes de la crisis del sector. Ya el pasado año superó el presupuesto que se había marcado para el ejercicio, al vender 13.777 viviendas, lo que le supuso unos ingresos de 2.234 millones de euros.

“Todo depende de la oferta y la demanda. Hay que adecuar los precios a la demanda. Y eso es lo que estamos haciendo en Solvia”, explica Javier García del Río, director de negocio inmobiliario del grupo Sabadell.

La entidad financiera lanzó a finales del pasado año una campaña que “fue todo un éxito”. Solvia recibió 1.474 ofertas de compra de viviendas. “Durante la campaña actual hemos recibido ya en tres semanas 2.660 ofertas válidas de compra y hay otras 2.485 ofertas en lista de espera”, mantiene García del Río. El reto es vender en esta campaña 5.000 viviendas, “y ya en lo que llevamos con ella hemos recibido un 80% más de ofertas que en la anterior campaña”.

La actual campaña de Banco Sabadell, que finaliza el día 15 de abril, ofrece pisos “con descuentos de hasta el 40% sobre los precios ya rebajados en nuestra cartera de inmuebles de segunda mano, y del 25% sobre los precios ya rebajados en promociones de obra nueva”, explica el directivo que proviene de CAM, entidad adquirida por Sabadell en diciembre de 2011. Uno de los principales lastres del balance de CAM era su elevado riesgo inmobiliario.

El grupo Sabadell cuenta en la actualidad con una cartera de 28.755 millones de euros de promotor y adjudicados. Los descuentos aplicados por el banco en la venta de inmuebles no le permiten generar plusvalías. De hecho, el conjunto de las operaciones se realiza con minusvalías, “pese a ello nos compensa deshacernos de esta cartera con pequeñas pérdidas ya que dejar los inmuebles en el banco resulta más costoso”. La oferta de inmuebles se reparte casi en partes iguales entre viviendas de CAM y de Sabadell.

García del Río asegura que desde finales del pasado año se ha detectado que “había una demanda latente que solo esperaba a que bajaran los precios. Y así ha sido”.

El directivo, además, asegura que en los últimos meses “hemos recuperado al pequeño inversor que se había perdido. Es un factor muy positivo para el sector y para el banco recuperar al pequeño inversor, que busca rentabilidad y apuesta por la vivienda en una zona que conoce. La vuelta del inversor al sector inmobiliario es uno de los hitos más relevantes en el final de 2012”.

El perfil de este cliente es “el inversor de barrio” que tiene ahorrado menos de 200.000 euros y que busca rentabilizarlos, y tras el recorte de las remuneraciones de los depósitos decide comprar con este dinero tres o como mucho cuatro casas que luego alquila y “obtiene una rentabilidad de entre el 6% al 7% de media, porcentajes más altos que un depósito remunerado”, explica García del Río. Y añade: “Comenzamos a detectar un escenario de recuperación. Empieza a generarse una confianza hacia el sector que hay que lograr mantener. Es una pieza clave para la recuperación económica”.

Hasta que estalló la crisis en 2008 este pequeño inversor representaba el 30% de los compradores de inmuebles. Otra de las características de las nuevas adquisiciones es que más del 50% de las operaciones se pagan al contado y que dos terceras partes de las operaciones son sobre inmuebles de segunda mano.

Los pisos que vende Solvia en esta campaña tienen precios por debajo de los 150.000 euros. “La gran mayoría están por debajo de los 90.000 euros, con un tamaño también por debajo de los 100 metros cuadrados”.

García del Río asegura que Sareb, del que Sabadell, como casi toda la banca española, es accionista, no tiene por qué ser un competidor especial. “Depende de la política que siga. Hay más competidores en el mercado que Sareb”, sostiene el director de negocio inmobiliario de Sabadell.

Fuerte entrada de extranjeros en la costa

Los resultados de la iniciativa de Banco Sabadell por zonas geográficas muestra que las mayores concentraciones en operaciones cerradas son en Alicante, con el 25,1% de las ventas –algo relativamente lógico si se tiene en cuenta que CAM era una entidad alicantina–; Valencia, con el 14%; Barcelona, con el 7,3%, y Tarragona, con el 7,1%.

Otra de la conclusiones que arrojan los datos que maneja la entidad financiera es que los inversores extranjeros también parece que comienzan a recuperar la confianza en la compra de viviendas en España, sobre todo en la costa. “El 12% de las transacciones que realizó Solvia fue con extranjeros. Este porcentaje es muy superior a las efectuadas por el resto de las inmobiliarias”, resume el directivo. En alguna zonas, además, las ventas a extranjeros ya suman el 30% de las ventas, según los datos de los que dispone Solvia.

En la zona de Alicante y Murcia, que supone el 46% del total de ventas a extranjeros a nivel nacional, la cuota de Solvia es superior al 20% del total de ventas. En concreto, son los inversores rusos y chinos los principales compradores no residentes. “De seguir el ritmo de ventas como hasta ahora, en cuatro años nos situaremos en un nivel de exposición equiparable al del periodo anterior a la burbuja inmobiliaria”, concluye Javier García del Río.

FUENTE: cincodias.com