La Caixa recibe ofertas al 50% de su valor

Faine

La Caixa recibe ofertas de 800 millones por sus 12.000 pisos, al 50% de su valor de tasación

La Caixa ya sabe lo que puede ingresar por la cartera de 12.000 viviendas que ha puesto en el mercado, el mayor lote conjunto de pisos procedente de una entidad bancaria sacado a subasta. El grupo financiero ha recibido ofertas que oscilan entre los 700 y los 800 millones de euros, la mitad del valor a las que el banco las tiene contabilizadas, según han indicado fuentes próximas a la operación.

Por tanto, el descuento que los compradores exigen para comprar esa cartera inmobiliaria ronda el 50%, un ajuste que desde algún banco de inversión se apunta que podría llegar incluso al 60%. Entre los que han contactado con Morgan Stanley, asesor de La Caixa, para presentar sus ofertas no vinculantes se encuentran Apollo, Colony Capital, Centerbrige, Lone Star, Cerberus, Bridgepoint y Fortress.

Una combinación de fondos de distress, conocidos en el mundo financiero comobuitres por la agresividad a la hora de pujar, y fondos de capital riesgo, que suelen tener una visión más a largo plazo y ser menos exigentes en las valoraciones. Esa mezcla podría beneficiar a Caixabank a la hora de intentar forzar un precio mayor, ya que los descuentos que exigen los fondos oportunistas apenas dejan capacidad de negociación al vendedor.

Junto al paquete de viviendas, La Caixa, que ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información, también quiere desprenderse del 51% del capital de Servihabitat, la sociedad inmobiliaria que gestiona todos los activos que la entidad financiera se ha quedado por los impagos de los clientes. Según distintas fuentes, la valoración de esta compañía oscila entre los 130 y los 150 millones de euros, cerca del doble de lo que Bankia puede ingresar por su filial de lo que se conoce como servicing, asimismo en el mercado.

Por tanto, el grupo presidido por Isidro Fainé espera ingresar cerca de 900 millones de euros por una operación de desapalancamiento inmobiliario que se va a convertir en una importante referencia para el resto de bancos que quieren quitarse de encima todo el ladrillo embargado y, en especial, para la Sareb, el banco malo que se ha quedado con más de 300.000 fincas hipotecas y casi 100.000 inmuebles de los bancos nacionalizados.

Operación de referencia

La sociedad que dirige Belén Romana quiere desprenderse este mismo año de activos valorados en 1.500 millones, de los que 150 pretenden ser vendidos este mismo verano. Por ese motivo, la transacción que está llevando a cabo La Caixa marcará el precio al que la inmobiliaria estatal va a poder hacer su primera venta de una cartera total de activos físicos que asciende a 11.357 millones. Además, la Sareb tiene un portfolio de créditos fallidos de casi 40.000 millones.

Si La Caixa cierra su operación, de una tacada venderá casi las mismas viviendas que el conjunto de todos los bancos en el primer trimestre del año. Entre enero y marzo, entidades como Sabadell, Santander y BBVA se han quitado de encima unos 14.000 activos inmobiliarios. Todas las desinversiones se han firmado con un descuento medio del 51%, ajuste que varía en función de la tipología del inmueble –primera o segunda residencia-, localización –ciudad o costa- y proximidad a las grandes capitales.

Los pisos que ahora vende Servihabitat llegaron al balance fruto de daciones en pago y refinanciaciones de promotoras inmobiliarias. Servihabitat se convirtió en el banco malo particular de La Caixa cuando esta traspasó su negocio financiero a CaixaBank, y el nuevo banco salió a cotizar en bolsa limpio de polvo y paja en 2011. Las mismas fuentes financieras antes mencionadas han señalado que los pisos que se han incluido en la operación de venta son primeras residencias, en perfecto estado y situados en España, básicamente en MadridBarcelona y otras capitales de provincia.

FUENTE: elconfidencial.com

Noticias relacionadas:
Josep Oliu: “El precio de los pisos ha tocado fondo” 
Tasaciones homologadas para todas las entidades
Barcelona Meeting Point confía en que la tasación de los pisos ha tocado fondo
El precio de la vivienda podría haber tocado fondo
Los inmuebles de gama alta resisten la crisis