EuropeG: “la caída de precios de la vivienda está llegando a su final”

017_cerda
El think tank de reciente creación EuropeG ha encargado a uno de sus miembros, el economista Josep Oliver, de la Universidad Autónoma de Barcelona, un informe sobre tales cuestiones, en el que se concluye la existencia de avances en todos ellos, pero se aprecian dificultades notables todavía en algunos. Gráficamente, puede decirse que se ha producido un avance muy notable en control de los costes laborales, más por pérdida de empleo que por bajada de salarios (que también se ha producido); una recomposición importante en los niveles de competitividad, que ha llevado la exportación a máximos históricos sobre PIB; una corrección nada despreciable en precios de tasación de vivienda, aunque persiste cierta sobrevaloración de la actividad constructora; y una deficiente andadura en la corrección del endeudamiento, cuya culminación será doblemente dificultosa porque ha atrapado a la banca en una espiral de obstáculos de digestión muy lenta y complicada.

Los precios de tasación  de la vivienda han experimentado un buen recorte en los últimos años, acelerado en los últimos trimestres, aunque varios expertos creen que deben hacerlo aún más. El profesor Oliver Alonso estima que el nivel de reducción podría ser suficiente en este activo en términos medios, y que, en todo caso, está “llegando a su final”, con un descenso del 35% en los precios de la vivienda en general y de un 30% en la vivienda nueva.

No obstante, pese a que la oferta residencial ha ido perdiendo terreno de forma acelerada y ya en 2012 solo se iniciaron 52.000 nuevas viviendas frente a las 763.000 iniciadas en 2006, la construcción mantiene un peso específico en la actividad económica muy elevado. Ahora supone, tras bajar a la mitad de lo representado en 2006, casi un 9% del valor añadido bruto del país: la proporción más elevada de la Unión Europea y casi el doble de la media de la eurozona. Lógicamente, más allá de tener una actividad constructora dinámica, España carece de otras actividades boyantes que neutralicen el peso de la construcción residencial. Cualquier otro indicador de la actividad constructora, como la inversión o los niveles de la ocupación, pueden dar casi por concluido el ajuste.

FUENTE: cincodias.com

Noticias relacionadas:
La falta de stock sube el precio de la vivienda en EEUU
Remonta el precio de la vivienda en EEUU
Josep Oliu: “El precio de los pisos ha tocado fondo”
Madrid y Barcelona entre las 15 ciudades europeas más atractivas para invertir
Comprar pisos del Sareb, el banco malo
Tasaciones homologadas para todas las entidades
2013. Ha llegado la hora de comprar piso?