Diez consejos para comprar vivienda con hipoteca

106_HIPO
publicado por equipo@idealista

La hipoteca es uno de los mayores gastos que puede afrontar una familia. Por eso, antes de tomar la decisión de comprar una vivienda con un préstamo hipotecario es necesario valorar qué capacidad de pago se tiene ante una situación adversa. Evitar que la duración del préstamo sea excesiva; examinar que no tenga ninguna cláusula ni condición abusiva o no aceptar diferenciales muy altos son algunas de las recomendaciones de ADICAE para solicitar una hipoteca y no morir en el intento.

1. Intente que la duración del préstamo no sea excesiva. Las hipotecas a 40 años tienen un error muy grande, ajustar la compra a la cuota que se puede pagar cada mes. pero nuestras posibilidades económicas pueden ser muy distintas ahora a las de dentro de 30 años. hay que tener en cuenta posibles situaciones de paro, enfermedad o  divorcio.

2. El euribor no siempre va a estar tan bajo como en el momento actual. por ejemplo, ha llegado a estar en el 5,36%.

3. Negociar las condiciones de la hipoteca. No hay que aceptar diferenciales demasiado altos, porque eso se queda para toda la vida. Actualmente un diferencial alto sería superior al 2%.

4. Examinar bien las condiciones de la hipoteca y asegurarse de que la hipoteca no tiene ninguna cláusula ni condición abusiva

5. Cuidado con la cantidad que solicita al banco: no debe superar el 80% del valor de tasación del inmueble, esto le obligará a tener una cierta cantidad ahorrada antes de decidir comprar la vivienda.

6. La cuota mensual no debe ser lo primero a negociar en su hipoteca. Debe fijarse en las condiciones que puedan hacer variar la cuota como tipos de interés, diferencial, o cláusulas suelo.

7. Cuidado con las hipotecas concedidas a muchos años. Cuanto más largo sea el plazo más intereses pagará.

8. Cuidado con la “cuota creciente”: en la revisión anual, una vez revisada la hipoteca con el índice de referencia y el diferencial que corresponda, ésta se le aumentará con un porcentaje que está fijado en la escritura, lo que a largo plazo le puede suponer un desembolso difícilmente asumible.

9. Cuidado con los períodos iniciales de carencia. Estudie si la misma le resulta rentable y necesaria.

10. Intente tener ahorrado, al menos, el 10% del importe de la vivienda a comprar, y no destine todos sus ahorros a la compra de la vivienda. Intente tener siempre un colchón de ahorros, por lo que pudiera pasar.

FUENTE: idealista.com

Noticias relacionadas:
El precio de oferta de la vivienda se estanca durante 2013
Ampliamos nuestras oficinas

Presupuesto de Tasación – Sociedad Homologada
Una visión global e interactiva de los precios de la vivienda
La recuperación de la actividad inmobiliaria
Los bancos venden 125 pisos cada día. Casi la mitad al contado