Sanciones de hasta 10.000.-€ en Catalunya por anunciar pisos sin Certificado Energético

El certificado energético ha dado una vuelta de tuerca más. casi un año después de entrar en funcionamiento, sigue dando que hablar. Esta vez es en Cataluña donde la Generalitat ha iniciado un sondeo de inspección para comprobar que las inmobiliarias disponen del certificado energético en todas las casas que comercializa y publicita. la novedad es que el responsable ya no es sólo el propietario de la vivienda, sino también la agencia inmobiliaria. Y la noticia positiva es que no hay ánimo de multar, sólo es un acto de comprobación.

Desde que entrara en vigor la normativa que regula la certificación energética mucho se ha hablado sobre en quién recae la responsabilidad de tener en orden este documento obligatorio para vender o alquilar una vivienda. Como el gobierno ha cedido las competencias a las comunidades autónomas, cada una lo regula de una forma diferente. en el caso de Cataluña, la Generalitat ha comenzado a hacer un sondeo de inspecciones para comprobar el grado de cumplimiento en las agencias inmobiliarias.

Desde el instituto catalán de energía aseguran que han comenzado a hacer este sondeo sólo para ver cómo está funcionando pero insisten en que de momento no han abierto “expedientes sancionadores”. ¿Y por qué investigan a las agencias inmobiliarias y no a los propietarios de las viviendas? Porque persiguen a todo aquel que promocione y publicite viviendas sin la etiqueta energética visible, tal y como señala el artículo 12.2 del decreto por el que se aprueba la certificación de la eficiencia energética .

Con este argumento de peso, la Generalitat considera responsable de no disponer del certificado energético tanto a los propietarios de la casa, como a agencias inmobiliarias. Y para eso se refugian en el artículo 5.b) de la ley 18/2007, de derecho a la vivienda en Cataluña. El contrato que se firma entre propietario e inmobiliaria (o personas físicas o jurídicas que se dedican de manera habitual y retribuida a prestar servicios de mediación) tiene que estar en orden, lo que significa que el agente inmobiliario debe verificar que el propietario cuenta con la certificación energética antes de publicitar el inmueble.

La agencia inmobiliaria “soler finques”, una de las mayores agencias de sant cugat del vallés (barcelona), ha experimentado en sus propias carnes una inspección. El pasado mes de enero recibieron una carta del instituto catalán de energía en la que pedían la incorporación de la etiqueta energética en cinco inmuebles de toda su cartera anunciada en su web. Días después recibieron la visita de una inspectora que les urgía a publicitar todos los anuncios de inmuebles con su etiqueta correspondiente.

La respuesta de la agencia inmobiliaria no se ha hecho esperar. ve injusto que la inspección sólo se haya hecho en su inmobiliaria en todo Sant Cugat del Vallès, por lo que piden que la obligatoriedad de contar con este requisito se haga en bloque para todas las agencias, particulares y portales inmobiliarios. Ante la dificultad de disponer en el corto plazo del certificado energético en todos los inmuebles que anuncian, solicitan a la Generalitat una prórroga de 6 meses para cumplir con la normativa y evitar “este agravio comparativo”, señalan a idealista news.

Sanciones a la vista…

Aunque desde el organismo catalán aseguran que no han comenzado a sancionar y que “es el la última instancia a la que recurrirán pues antes hay otros pasos para que se cumpla con la normativa”, lo cierto es que el régimen sancionador que aplicarán tiene miga. Se rige por el código de consumo de Cataluña que contempla infracciones leves con multas de 3.000 a 10.000 hasta infracciones graves de 100.001 a un millón de euros. Pero las inmobiliarias pueden respirar tranquilas.

Un portavoz del organismo catalán ha señalado a idealista news que la ausencia de la etiqueta energética en los inmuebles publicitados se considerará una infracción leve. Se tratará de un único expediente sancionador por agencia y no por cada inmueble que no cumpliera con la normativa.

FUENTE: idealista.com