Sobre la absorción del excedente de obra nueva

Entre los principales damnificados de la explosión de la burbuja inmobiliaria encontramos todos los sectores relacionados con la construcción. Entre estos, con los promotores a la cabeza, ven con buenos ojos los primeros movimientos de los bancos poco a poco están reabran el grifo de la financiación hipotecaria (según datos denotariado.org este Febrero se han concedido un 36% de hipotecas para compra de vivienda que el Febrero anterior). En consecuencia comprobamos que está deteniendo la caída en el número de compraventas de obra nueva parece estabilizarse en torno a las 150.000 operaciones anuales en España.

Aún así el incremento de la demanda es una condición necesaria pero no suficiente para reactivar el sector de la construcción. Primero habrá que avanzar aún más en la lenta absorción del excedente de obra nueva generado durante la burbuja, por lo menos, la parte que sea vendible.

Para comprobar la velocidad de absorción del excedente de viviendas de obra nueva generado durante la burbuja, se ha elaborado este gráfico comparativo con datos extraídos del anuario de registradores.org donde comparamos el número de visados ​​de obra nueva de vivienda y las compras de viviendas de obra nueva, dejando excluidas de esta comparativa las compraventas de vivienda usada que son irrelevantes en cuanto a la absorción del stock de obra nueva)

Post_Visados_Compraventa_01cast_72Así, vemos cómo el número de visados ​​de vivienda fue el año pasado de 33.869, un 3 % de lo que se visó en 2006, mientras que el mismo 2013 se vendieron hasta 152.225. Dejando atrás el millón de viviendas construidas y no vendidas durante el periodo 2005-2007, comprobamos que los últimos 5 años las ventas se han mantenido estables, han sido  del orden del triple de los visados ​​y se ha ido absorbiendo el stock a un ritmo superior a 100.000 anuales, computando un total de absorción de unas 650.000 viviendas.

Podemos considerar, pues, que hemos recorrido ya una buena parte del camino y que el excedente pendiente no es tan elevado como parece, sobre todo si tenemos en cuenta que una buena parte de estos serán demolidos y una gran parte del resto se encuentran ya destinados alquiler y ya ocupados. Además, el reparto de este excedente no es homogéneo y de la misma manera que puede haber territorios con edificaciones inabsorvibles, hay lugares donde previsiblemente el sector de la construcción pronto tendrá que dar respuesta a una demanda finalmente normalizada. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los arquitectos aprovechamos para recordar que ya estamos listos para dibujar los pisos que deberemos tener acabados en 2016 o será urgente que alguien empiece a pensar como gestionaremos la próxima burbuja inmobiliaria.

FUENTE: ARQUITASA Catalunya
Artículo escrito por Joan Pineda Munné, arquitecto y Perito Judicial.

Artículos relacionados:
Más de uno de cada diez compradores de vivienda es extranjero
La evolución del precio del suelo en la crisis inmobiliaria
La hora de vender el piso?
La hora de comprar piso?
El precio de los pisos en Barcelona ha dejado de bajar
El precio de oferta de la vivienda se estanca durante 2013
Buena parte del stock de vivienda será demolido
Ampliamos nuestras oficinas
Una visión global e interactiva de los precios de la vivienda
La recuperación de la actividad inmobiliaria
A pesar del boom, en los últimos 10 años no hemos visado más viviendas que en los 60′s o 70′s
100.000 pisos vacíos no son tantos