7 razones para decidirse entre vivienda de obra nueva o segunda mano

@idealista 30 enero 2015, 10:07

086_XW_c
Comprar una vivienda es una de las mayores inversiones de la mayoría de los ciudadanos, por lo que es muy recomendable sopesar bien el tipo de casa que se quiere. Es importante saber dónde está ubicado el inmueble, si necesita reformas o no o qué impuestos hay que pagar. Actualmente la vivienda usada es más barata que la nueva y soporta impuestos menores pero la obra nueva no necesita reformas y se puede entrar a vivir desde el primer día.

Los expertos de casaktua.com ofrecen 7 puntos clave para facilitar la toma de decisiones:

  • La situación del inmueblees quizás el factor que más determina su precio y el estilo de vida del futuro comprador. Las viviendas de obra nueva suelen estar situadas en la periferia y pueden contar con zonas comunes (áreas deportivas, jardines, parque infantil, etc.). Las viviendas de segunda mano suelen encontrarse tanto en el centro de las ciudades como en zonas más alejadas, pero normalmente son zonas más consolidadas y con más servicios.
  • Precio de la viviendaEn las viviendas de segunda mano el coste medio del metro cuadrado es más bajo, actualmente situado en 1.434,1€. Por su parte, el coste medio del metro cuadrado en las viviendas de obra nueva es de 1.518,5€, según el ministerio de fomento. Mientras que la vivienda de obra nueva puedes estrenarla, la vivienda de segunda mano a veces necesita un presupuesto adicional para reformas. La ventaja es que se puede adaptar la vivienda al gusto y necesidades del comprador, pudiendo incluso planificar la reforma en diferentes periodos.
  • Tamaño. Al tener los pisos de segunda mano un precio del metro cuadrado más barato, se pueden adquirir viviendas más grandes. Además, tradicionalmente, las viviendas de segunda mano han tenido estancias con un tamaño mayor que en la obra nueva. Por su parte, en la obra nueva se pueden encontrar distribuciones y usos más atractivos, como habitaciones tipo suite con baño incorporado o armarios empotrados.
  • ¿Cuándo puedo entrar a vivir? En las viviendas de obra nueva puedes entrar a vivir desde el primer día. En cambio, en las viviendas de segunda mano puedes contar con tiempo para planificar una reforma y ejecutarla a tu gusto, incluso ya viviendo en el inmueble.
  • Impuestos. En España, los inmuebles nuevos están sujetos a un 10% de IVA mientras que los de segunda mano soportan el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) cuyo tipo abarca del 6% hasta el 8% dependiendo de la comunidad autónoma y la cuantía de la vivienda. En el caso del IVA, este también varía en función de la tipología de la vivienda. La vivienda libre soporta un 10% del importe escriturado, mientras que en las viviendas de protección oficial de régimen especial y viviendas de protección oficial de promoción pública se sitúa en el 4%.
  • Gastos anuales de la vivienda. Las viviendas de obra nueva suele estar situadas en urbanizaciones con piscina, jardines e instalaciones deportivas que pueden conllevar el incremento de la comunidad. Por su parte, en las viviendas de segunda mano hay la posibilidad de encontrar viviendas con calefacción central, que abarata el servicio, pero que tiene un coste fijo más alto.

FUENTE: idealista.com

Noticias relacionadas:

FOTO: c7arquitectes