Barcelona convierte las oficinas en Hoteles

093_Banesto_
Más de 380.000m² han cambiado el uso de oficina otros usos en Barcelona en los últimos 10 años. Este es el dato que facilita la consultora inmobiliaria JLL. Esta cifra supone una pérdida de un 12% de superficie disponible en zonas céntricas, más de la mitad de los cuales (52%) han pasado a ser hoteles y un 44% han recuperado el uso residencial que en algunos casos habían tenido. Esta transformación ha sido posible gracias al interés de las empresas para trasladarse a inmuebles más modernos y eficientes, combinado con el interés de los hoteles para los edificios de las zonas más céntricas. Un proceso que ha supuesto una inversión por encima de los 2.000 M€.

Se trata de una tendencia que no viene de nuevo si no que se inició en 2004 a pesar de que quedó frenado a partir de 2007 por el inicio de la crisis inmobiliaria hasta que a partir de 2013 ha vuelto a tomar fuerza, sobre todo en el año 2014 en el que se han reconvertido en hotel hasta 95.000m² de oficinas en Barcelona, una cuarta parte de lo que se ha transformado en los últimos 10 años.

La reconversiones se localizan muy mayoritariamente en el centro de la ciudad, Paseo de Gracia y Diagonal, con edificios que se han llegado a comprar hasta dos y tres veces como Plaza Cataluña 5 y Paseo de Gracia 1.

Unos ejemplos:
– El edificio de plaza Catalunya 11, antigua sede de Banesto, ha sido comprado por la sociedad de inversión inmobiliaria de Amancio Ortega (Pontegadea) al Sareb por 44M € para hacer un hotel de Iberostar.
– El antiguo edificio de los mozos en la Ciutadella (Pujades, 11) se ha vendido por 14 millones Motel ONE
– Henkel vende la antigua sede de Córcega, 480 a Meridia Capital y se traslada al 22@, en el complejo Cornerstone.
– La antigua sede del memorial democrático, (Via Laietana, 69) a pasado a manos de la cadena H10 por 11,3 millones.
– El edificio del Deutsche Bank en el cruce Diagonal / Paseo de Gracia ha sido comprado por KKH Property Investors para reconvertirlo en hotel de gran lujo.

Esta pérdida de superficie destinada a oficinas se combina con un 2014 en el que se han cerrado cerca de 300 contratos de alquiler de oficinas, hasta 221.000 m², una cifra muy elevada teniendo en cuenta que el año 2007 se firmar 282. Esto y la falta de obra nueva de oficinas en reducido la tasa de disponibilidad media de oficinas por debajo del 13%. Según el director general de JLL en Cataluña, Jordi Toboso, a partir de 2016 se volverán a ver los primeros proyectos de oficinas.

FUENTE: JLL

Noticias relacionadas: