5 consejos para comprar vivienda con garantías jurídicas según los registradores

¿Cómo adquirir una vivienda con plenas garantías jurídicas? El Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España quiere ayudar en el complicado proceso de compra de casa. Para ello, ha editado una guía con la que pretende clarificar al comprador los pasos a seguir.

103_MM

  1. En busca de casa: examinar las características físicas

Los registradores aconsejan una búsqueda exhaustiva en la zona, comparar distintas viviendas y llevar a cabo una visita personal de la casa y conocer el entorno.
En caso de viviendas en folleto, la empresa que lo publicite deberá informar de nombre y razón social del vendedor, planos, certificados de eficiencia energética, datos de inscripción del inmueble en el Registro… y el precio total de la casa y forma de pago.

  1. Datos sobre la situación jurídica de la vivienda

Además de visitar la casa, los registradores aconsejan conocer si situación jurídica: a quién pertenece, si tiene cargas, si hay inquilinos o no, posibilidad de que sea de protección oficial, comprobar que esté al día en el pago de impuestos, si existe algún derecho de tanteo…
Para conocer esas circunstancias, se deberá requerir información al Registro de la Propiedad.

  1. Qué puedes obtener en el  Registro de la Propiedad:
  • Una nota simple informativa: que incluirá la descripción de la vivienda, su situación, superficie y anejos, cuota de participación en la propiedad horizontal, régimen administrativo que pudiera afectarle… También datos de hipotecas sobre la vivienda, posibles litigios sobre la propiedad y, en general, cualquier circunstancia que afecte a la propiedad de la vivienda. La nota solo tiene valor informativo: no podrá ser usada en caso de juicio para justificar datos.
  • Certificación de dominio y cargas: contenido más completo que la nota simple. Al ser un documento público, firmado por el registrador, la certificación permitirá acreditar en juicio, y frente a terceros alguna circunstancia de la casa.
  • Informe del registrador sobre la situación registral de la finca.
  • Asesoramiento verbal: se puede solicitar al registrador, de forma gratuita. Será gratuito y el registrador deberá dedicar al menos dos horas diarias.

Documentación complementaria:

  • Copia de la escritura
  • Recibo del último IBI
  • Certificación del presidente de la comunidad de propietarios diciendo que la casa está al corriente de todos los pagos
  • Documento público de que no hay contratos de alquiler sobre la casa.

 

  1. Buscar hipotecas de forma segura

Los registradores aconsejan tener en cuenta algunos factores como revisar las condiciones generales y considerar si alguna de ellas es abusiva, ojo con la subrogación de las hipotecas y las condiciones que se aceptan…

  1. Firma del contrato

Algunas claves a tener en cuenta son:

  • Que el contrato puede firmarse como documento privado, solo firmado entre comprador y vendedor. Pero una vez firmado, cualquiera de las dos partes podrán exigir la elevación a documento público.
  • Si hay hipoteca, en cualquier caso habrá que hacerlo público.
  • La escritura pública da autenticidad al contenido del documento
  • La escritura equivale a la entrega de la vivienda. La elección de notario corresponde a quien vaya a pagar ese coste.
  • Tanto en documento público como privado, el vendedor queda obligado por los vicios o defectos ocultos de la vivienda. Es decir, el comprador podrá optar entre desistir del contrato (y recibir los gastos que pagó), o rebajar una cantidad proporcional del precio, según indiquen los peritos.

FUENTE: cincodias.com

Artículos relacionados: