El alquiler residencial de lujo se anima en Barcelona

010_Lloguer
El alquiler en los barrios caros de Barcelona no para de subir desde hace dos años, probablemente por influencia del renovado movimiento de trabajadores extranjeros de multinacionales que había quedado atenuado desde 2008 por efecto de la crisis.

El estado español cuenta actualmente con unos 70 o 80.000 expatriados. Es habitual que las multinacionales deleguen el realojamiento de estos trabajadores en empresas especializadas en relocation y se calcula que este negocio mueve unos 80 millones de euros por año.

La asignación que reciben los expatriados en concepto de alojamiento puede variar entre los 1.000 y los 6.000 euros por mes. Con esta disponibilidad, los clientes prefieren barrios altos, bien comunicados, con servicios, calidad de vida, tranquilidad y buenas escuelas. En Barcelona encuentran estas características en Pedralbes y Sarrià-Sant Gervasi, y muestran también predilección por el Eixample, Gràcia y el Born.

Sea por esta demanda externa o por la propia reactivación de la ciudad, se comprueba que en los barrios altos el precio de alquiler está subiendo desde inicio de 2013 mientras que en barrios como Horta-Guinardó, Sants, Nou Barris o Sant Adreu continúa estancado.

barris-2015_

Noticias relacionadas: